La Silver, una economía “horizontal y muy potente” que nos llevará a una Zamora con futuro.

La estrategia que pretende luchar contra la despoblación en nuestra provincia y que ya está recogiendo sus frutos ha dado lugar a un novedoso perfil profesional y alberga la puesta en marcha de un nuevo proyecto en el cuidado de mayores: Silver Digi.

Los territorios tienen dos opciones: optar por especializarse conforme a los recursos que posean o conformarse con seguir viviendo un futuro incierto. ¿Y qué tenemos en Zamora? “Una despoblación enorme y el envejecimiento más brutal de todo el país. Somos la provincia más envejecida de toda España y la tercera de toda Europa”, expone Ana Isabel Sánchez Iglesias, jefa del servicio del Departamento de Emprendimiento y Fondos Europeos. Ante unos datos que se antojan, incontestablemente, devastadores, la reacción más sabia es darle la vuelta a la tortilla “convirtiendo nuestras debilidades en potencialidad”.

En este contexto, en el de rascar en los recursos propios que nos impulsen a salir del pozo, surge la economía de la atención y el cuidado a los mayores. Efectivamente, la Silver Economy, un concepto que ha ido ganando peso en nuestra provincia y con el que se está alfombrando ese camino hacia la luz. ¿Y de qué va esa estrategia plateada? Contempla dos aspectos: “Por un lado, la salud y todo lo que es la economía de la salud, y, por otro lado, los cuidados, con la economía de los cuidados y todo lo que ello conlleva”, enumera Sánchez Iglesias, quien no se olvida de las bondades que suscita este planteamiento reparador.

“La Silver genera empleo, genera empleo joven y atrae ecosistemas productivos de carácter tecnológico muy avanzado. Y es que, va todo correlacionado: la atención de mayores con la salud, la robótica, la nomótica… Es decir, ecosistemas tecnológicos muy productivos. Es lo que queremos traer a Zamora, ese tipo de empresas”, explica.

Control desde el dispositivo

“LOS FRUTOS YA ESTÁN AHÍ”

Una vez que las cartas están sobre la mesa, la pregunta parece obligada: ¿Cómo marcha ese macroproyecto basado en diversos ejes (formación, promoción e inversión, mejora de la conectividad en las áreas rurales, dinamización empresarial…)? La implantación de este proyecto tractor, integral para todo Zamora, “está funcionando muy bien, aunque algunas partes van más lentas que otras”, reconoce la responsable del departamento de Emprendimiento y Fondos Europeos.

Monitorizaciu00f3n

Si hablamos de formación, innovación y calidad “los frutos ya está ahí”. De hecho, “ya hemos conseguido la homologación del nuevo perfil profesional en torno a la calidad del cuidador Silver, es decir, que cuando un cuidador haga sus prestaciones, las haga con una garantía de calidad”, apunta Sánchez sobre una iniciativa que se ha llevado a efecto “a través de un proyecto europeo que terminamos en enero y que ha generado esta validación”. Además del “sí” a esas competencias inherentes a un cuidador, también se ha conseguido activar el nuevo perfil profesional del acompañante Silver, “una figura pionera en toda Europa y en el panorama nacional que ha venido, posiblemente, para quedarse”.

EL FACTOR HUMANO

Nos referimos a la atención al mayor dentro de los domicilios, pero teniendo en cuenta las nuevas tecnologías y sin olvidar la base del papel humano, “pues no se pueden implementar nuevas tecnologías sin que esté el factor humano. Y aquí el cuidador Silver tiene un papel especial”, valora Sánchez Iglesias. Por otro lado, también se está trabajando, a través del Centro de Innovación Digital Silver Economy, todo lo relacionado con procesos de calidad en empresas. En este caso, el logro estriba en que en el ámbito de las residencias se abra una puerta a la modernización tecnológica y la digitalización.

SPD Sistema Personalizado de Dosificaciu00f3n 3 (1)

Para el desarrollo de este ambicioso plan se ha concebido a Zamora como un gran laboratorio de experiencias Silver. Sin ir más lejos, entre agosto y diciembre de 2021, Villafáfila se convirtió en la sede del proyecto piloto que ha permitido instaurar el programa de cuidados. Ese ‘experimento’, que fue “todo un éxito”, consistía en monitorizar las rutinas en el hogar de los participantes para generar información significativa, preventiva y de atención en tiempo real. Hablamos de un programa no invasivo que respeta la intimidad de los voluntarios y que precisa la instalación de sensores en diversos puntos de la casa con el fin de supervisar los hábitos diarios. En el caso de que se detecten anomalías en esa rutina, se produce ese aviso a la plataforma digital. Cuando surge alguna alerta en ese seguimiento, se llama por teléfono y si hay algún problema, la persona encargada se acerca al domicilio de estos mayores, voluntarios que terminaron encantados con esta primera toma de contacto en Villafáfila. De hecho, sólo había que escuchar a Nicolasa Rodríguez, una de las usuarias, quien, por entonces, pedía que continuara este servicio, pues con él sus hijos permanecían tranquilos, ya que “saben que tengo una seguidora”, comentaba. Tanto ella como el resto de participantes de este piloto en el que “todo el mundo contribuyó de manera gratuita” se sintieron protegidos las 24 horas del día, aun viviendo solos.

EL PROBLEMA DE LA ACCESIBILIDAD

Sin duda, unos resultados deseados que invitan a que la iniciativa no se circunscriba a este punto de la provincia y continúe con su extensión, no sin menoscabar las dificultades que existen para su puesta en marcha: “Ahora la estamos intentando implementar en varios pueblos de la comarca Campos-Pan-Lampreana porque ha sido un éxito que ha generado transferencia. Hay que decir, por otro lado, que tenemos dos problemas. Uno es la accesibilidad; como sabemos, hay zonas adonde no llega Internet. ¿El otro? La tecnología. ¡Qué os voy a contar sobre los problemas que existen en cuanto a la entrada de suministros tecnológicos!”

SILVER DIGI, EL SIGUIENTE PASO

¿Estas piedras en el camino están obstaculizando las fechas que se marcan para la ejecución de los planes? Nos cuenta Ana Isabel Sánchez que lo que interesa es “trabajar conforme a los plazos que nos establecen las propias iniciativas europeas”. No en vano, la estrategia Silver se alimenta de numerosos programas y todo ello va financiado bien por el Ministerio, bien por la Comisión Europea. “Tenemos bastantes fuentes de financiación y vamos limitados por esos plazos. Ahora mismo vamos a poner en marcha el proyecto Silver Digi, que es otro modelo de monotorización de mayores que se va a llevar a cabo en la zona de Sayago. Eso sí, aquí vamos a introducir más variables de las que venimos observando en la zona de Campos-Pan-Lampreana”, manifiesta la responsable de Emprendimiento y Fondos Europeos, que continúa: “Aquí se va a intentar buscar también estrategias de accesibilidad para aquellos pueblos a los que llega peor la señal y cómo eso se puede suplir en este tipo de servicios de monotorización”.

Proyecto Piloto de Villafu00e1fila

Este proyecto financiado por Reto Demográfico ya está en marcha. En esta primera fase “se abrirá un proceso formativo de lo que son los cuidadores Silver, que en este proyecto van a ser modelo. Se introducirán nuevas tecnologías con algún paso más; por ejemplo, el que una persona salga de su vivienda y se siga también controlando hacia dónde va, dentro de los límites de la propia población. Ese también es un reto. Hay varios retos en este proyecto que ya empieza”, adelanta Sánchez Iglesias.

UNA NUEVA PROFESIÓN

Retomando, precisamente, la figura de ese cuidador, hay que resaltar, como se mencionaba al inicio de estas líneas, que se ha creado una nueva profesión cuyo “símil es el vecino de toda la vida que iba a ver cómo se encontraban sus vecinos. Teniendo en cuenta la despoblación que hay y que nuestros mayores muchas veces están solos, ese vecino lo hemos transformado en un perfil profesional. Ese vecino va a visitarlos todos los días para que no se encuentren solos, sobre todo para poder luchar contra esa soledad no deseada. Se preocupa de nuestros mayores, los ayuda y controla los dispositivos tecnológicos”. Con la aparición de esta figura se está generando empleo sostenible y de calidad en nuestra provincia. La prueba la tenemos en la veintena de cuidadores que están contratando los ayuntamientos de la zona gracias a la subvención de la Diputación dentro de esta estrategia.

INNUMERABLES OPCIONES DE EMPRENDIMIENTO EN ZAMORA

Por supuesto, la Silver Economy no sólo ofrece oportunidades a este perfil profesional. Las opciones de emprendimiento en este contexto en Zamora se antojan innumerables y no implican únicamente al sector de la salud. “El consumo de la Silver Economy es el más generalizado que hay. Podemos encontrar tanto mercados como el turismo Silver, la construcción, la accesibilidad, la estética, la alimentación, el deporte… Es muy parecido al consumo general, exceptuando los mercados relacionados con juguetes y ropa de niños. Eso, lógicamente, no entraría en Silver, pero del resto de los epígrafes que se pueden sacar en Hacienda entran prácticamente todos. Hablamos, pues, de una economía muy horizontal y muy potente. Mueve mucho dinero porque el consumidor Silver es el que sostiene en gran medida parte de nuestro país; el 19 por ciento del PIB viene de mayores de 55 años”.

Silver

Para llegar a este punto, ¿se han dado palos de ciego con anterioridad? ¿Ha sido complicado tomar decisiones sin contar con un referente de esta envergadura? Ana Isabel Sánchez nos responde a esta duda: “Sí que hemos tenido suerte de poder realizar un rastreo de iniciativas que están ya respaldadas por la Comisión Europea. Se trata de iniciativas sueltas, responden a otro tipo de contextos, sí, pero, por ejemplo, en la zona de Nantes, en Francia, sí que han trabajado modelos de Silver Economy y han dado unos resultados inspiradores para nosotros. Entonces, sí podemos encontrar en esta zona ciudades conectadas en contextos de Silver Economy. Hemos bebido de estas fuentes que, es cierto, no conforman un territorio Silver como el que venimos promocionando para Zamora, pero sí son fuentes que nos ayudan a buscar nuevas tecnologías innovadoras y a saber por dónde va la hoja de ruta”.

ESTRATEGIA DE ABAJO A ARRIBA

Acercarse a los referentes es necesario, pero existen otros muchos aspectos que contribuyen a que el camino hacia el objetivo se forje con estructuras sólidas. Uno de ellos es la unión de los diferentes agentes, situación que se da en Zamora. Y es que, en esta estrategia todos han aportado su talento y su buen hacer desde que el presidente de la Diputación, Francisco Requejo, acogiera la propuesta en su seno (desde Zamora10 a los sindicatos pasando por las universidades o los grupos de acción local). El otro aspecto es el trabajo que se ha venido haciendo; también el anterior, pues antes de celebrar los ya consolidados Congresos Silver Economy en Zamora, que atraen a gente de toda Europa, ya se organizaban jornadas al respecto. “Con estos congresos”, expone Ana Isabel Sánchez, “se ha conseguido, desde un punto de vista científico, que se traigan a Zamora las principales experiencias que existen en esta materia y cómo aterrizan en el territorio.

Agua es vida mis plantas

Eso se ha visto cómo se podía hacer, se ha analizado, y lo hemos llevado a cabo”. Además, la estrategia se extiende al resto de la población, pues “hemos introducido un modelo que se llama de Cogobernanza. Cuando definimos la Silver Economy invitamos a 140 agentes sociales y económicos de la provincia de Zamora para que diseñaran las líneas estratégicas de acción, con lo que ha sido una estrategia de abajo a arriba. La han creado los propios agentes sociales y por eso es tan popular, porque nace de la propia población”, sentencia.

fuente: ZA49